lunes, 9 de enero de 2012

TIPOS DE MAQUILLAJE Y TECNICAS DE APLICACIÓN

Cuántas veces nos hemos preguntado ¿Qué tipo de maquillaje es el idóneo para mi piel?
¿Cuál es el color que debo utilizar?, ¿Cómo me lo aplico?;  Pues bien hoy os traigo unos consejos de cómo elegir nuestra base según nuestra piel y diferentes técnicas de aplicación para sacarnos el máximo partido.

TÉCNICAS PARA APLICAR LA BASE DE MAQUILLAJE

Para aplicar el producto se pueden utilizar distintas técnicas, todas ellas igual de buenas, solo dependerá del efecto que se quiera dar al maquillaje:

-          Esponja: se trabaja con pequeños toques sobre la piel. Se debe controlar la cantidad de producto porque al presionar la esponja puede que se deposite mas maquillaje de lo necesario. Se puede aplicar con esponja seca, si se desea más cantidad, o con la esponja humedecida en agua, si queremos que el resultado sea mas ligero y natural.  El producto debe extenderse desde el centro del rostro hacia los laterales.



-          Pincel de maquillaje: Pinceles de pelo sintético. Se trabaja con movimientos enérgicos de izquierda a derecha y de la zona superior a la interior para fundir la base con la piel mediante una pequeña presión. Se trabajara con la punta del pincel, ya que si se hiciera con la parte plana dejaría rayas. No es necesario humedecer el pincel para la aplicación y con él también se puede trabajar cualquier base. El efecto es una piel muy trabajada y lisa.


-          Yemas de los dedos: es la técnica más sencilla, como si se tratase de aplicar una crema hidratante. Al rozar la piel con los dedos se genera calor, lo que ayuda a que se extienda mejor el producto dejando una capa mucho más fina. El efecto que se consigue con esta técnica es el mas natural.



TIPOS DE BASES DE MAQUILLAJE

Desde el liso mate al brillante, la textura del maquillaje desempeña un papel muy importante a la hora de conseguir la imagen deseada.

Según la textura, se pueden clasificar de la siguiente manera:

-          Liquidas o fluidas: proporcionan un aspecto natural, fresco y nítido a la piel. Se pueden utilizar en todo tipo de piel.


-          Compactas o cremosas: son mezclas con aceite y es la modalidad más untuosa.


-          Cremas con color: tienen mayor proporción de filtros solares que otros maquillajes.


-          Mouse: Tiene una textura en Mouse y puede ser con acabado en polvo.



FIJACIÓN DEL MAQUILLAJE

Después de aplicar la base hay que matizar la piel con polvos sueltos o translucidos que se adaptan a todos los tonos de base, o con polvos compactos, con un tono similar al que se ha aplicado en el maquillaje.
 La aplicación de los polvos persigue los siguientes efectos:

-          Evitar brillos y absorber la grasa de la piel
-          Unificar y  matizar el color
-          Atenuar las imperfecciones
-          Efectuar retoques
-          Cubrir
-          Fijar el polvo a la piel.

Si la piel es grasa y se quiere depositar más cantidad de producto, se utilizara para la aplicación una borla presionándola con pequeños toques por el rostro pero hay que tener cuidado con el exceso de polvo ya que la piel pierda su naturalidad.
La brocha se usará cuando se desee un efecto más natural, sin que quede recargado el producto.
Los polvos dejan un acabado aterciopelado en el rostro y ayudan a fijar la base de maquillaje para hacer que permanezca intacto mucho más tiempo. Si la base lleva polvos, no es necesario volver a matizarla



¿COMO ELEGIR LA BASE DE MAQUILLAJE PARA NUESTRO TONO DE PIEL?

Es muy sencillo, la base de maquillaje tiene que ser del mismo tono de nuestra piel ni mas claro ni mas oscuro, ya que podemos provocar el efecto tan indeseado llamado “máscara”, si queremos que nuestra piel parezca mas bronceada utilizaremos productos específicos para ese fin, que ya veremos en siguientes post. La manera de elegirlo es aplicando una muestra en la parte donde se une el rostro con el cuello para así comprobar que no haya alteraciones de tono y que parezca lo mas natural posible.

¿CÓMO ELEGIR LA BASE DE MAQUILLAJE SEGÚN NUESTRO TIPO DE PIEL?

En el mercado podemos encontrar un sin fin de bases diseñadas para cualquier tipo de piel, bien tanto en texturas como en ingredientes y propiedades para tratar alteraciones del rostro. Lo más recomendable es preguntar a un profesional para que nos pueda asesorar de qué tipo podemos elegir nuestra base para evitar posibles reacciones. No obstante, lo más común es lo siguiente:

-          Si tienes la piel grasa: Te recomiendo que utilices bases liquidas libres de grasas (Oil free).
-          Si tu piel es seca: Recomendablemente las compactas, al tener mas aceite hace que tu piel permanezca más hidratada durante más tiempo.
-          Si tu piel es sensible: Te recomiendo que utilices bases naturales no comedogénicas y libres de perfume.

Espero que os haya parecido interesante, y no dudéis en preguntar si tenéis alguna duda al respecto. Un besito


No hay comentarios:

Publicar un comentario